Jazz, sabores latinos y verdades. A veces amargas, pero tan grandes que no pueden negarse. Esos son los componentes esenciales que crean el estilo de Karla Lara.

“Entre, en la Casa de la Justicia de mi país,
Y comprobé que es un templo de encantadores de serpientes”

Así inicia su canción “La Casa de la Justicia”. Con letras tan contundentes para acompañar la belleza de su voz, no es de extrañar que sea considerada una musa revolucionario.  Esta hondureña de mediana edad lleva una vida de compromiso con la lucha social y el arte desde 1986, año en que empezó su andadura por los escenarios  con el grupo “Rascaniguas”.

En 2013 recibió el premio “Artista Creativa 2013”  de ArtCorps ,  “…un reconocimiento que se hace hacia las personas que utilizan la creatividad para involucrar, educar, fortalecer, conectar e inspirar” como dice en la web de la organización.

“Y ahora que hacemos, con esto que un día creímos  un gran amor”. Si, también hay espacio para el amor en su tematica artistica.

Su coherencia y compromiso con la lucha social es tal, que en su pagina web,  http://karla-lara.com/,  se pueden descargar gratuitamente todas sus canciones. TODAS .
De mayor quiero ser como Karla Lara

 

karla-lara